El mundo se está quedando atrás en materia de educación – Fundación Varkey
18345
post-template-default,single,single-post,postid-18345,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
Fundacion Varkey

El mundo se está quedando atrás en materia de educación

El mundo se está quedando atrás en materia de educación

Según la UNESCO, cientos de millones de niños no van a la escuela o no saben leer. Es hora de que la comunidad internacional se comprometa seriamente en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible relativos a la Educación.

Da la impresión de que el mundo no logrará cumplir con el objetivo fijado para el 2030: garantizar una educación inclusiva y equitativa para todos. Las últimas cifras de las Naciones Unidas presentan un panorama desolador; todavía hay 264 millones de niños y jóvenes que no van a la escuela y 100 millones de jóvenes que no saben leer. En muchos países, los niños que terminan la escuela primaria lo hacen sin un dominio básico de lectura, escritura y matemáticas.

No se responsabilizan

La UNESCO publicó un nuevo informe que no resulta muy optimista. Revela que muchos Estados no logran responsabilizar a las instituciones por el mal desempeño de los alumnos y, en cambio, permiten que los docentes sean quienes reciben la culpa.

El informe señala el fracaso generalizado de los gobiernos en estandarizar la educación de los niños, regular las instituciones de enseñanza privada y controlar la corrupción y las licitaciones para capacitar. Asimismo, el estudio plantea una preocupación con respecto a la falta de información de calidad: solo uno de cada seis gobiernos publica de manera regular informes anuales de monitoreo educativo.

La investigación llevada a cabo por la UNESCO también revela que la confianza pública en la profesión docente desempeña un papel fundamental en cuestiones de responsabilidad. Sin embargo, una investigación realizada por Fundación Varkey revela que la situación de los docentes varía considerablemente en todo el mundo.

Además, el nuevo reporte advierte sobre el castigo que se impone a los docentes por problemas que están más allá de su control. Por ejemplo, los patrones relacionados con resultados deficientes y altas tasas de ausentismo docente suelen señalar problemas relacionados con el sistema en lugar de un fracaso individual de parte de la escuela o del docente en el aula.

Disminuye la ayuda financiera en materia de educación

La rendición de cuentas, en materia de educación, va más allá de los gobiernos individuales. La comunidad internacional en su conjunto ha fracasado una y otra vez en hacer responsables a los respectivos actores del incumplimiento de sus compromisos y de dejar de aportar fondos para la educación.

Según la UNESCO, es necesario que la ayuda a la educación en países de ingresos bajos y medios-bajos sea seis veces mayor a los niveles de 2012 a fin de cumplir el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4. Sin embargo, en 2015 el porcentaje de ayuda internacional a la educación fue un 4% menor que en el 2010 – al mismo tiempo que la cifra total oficial de asistencia para el desarrollo aumentó en un 24% durante el mismo período. En la actualidad, los estados de África Subsahariana, hogar de la mitad de los niños que no asisten a la escuela, reciben menos de la mitad de la ayuda que recibían en 2002.

 Invertir en educación segura y de calidad para todos los niños no es simplemente una obligación moral; es la decisión más inteligente que podríamos tomar.

El Atlantis Group

Fundación Varkey urge a la comunidad internacional a que tome acciones dirigidas a tratar este tema. A fines de octubre, la fundación publicó una carta abierta firmada por 18 ex ministros de educación y jefes de estado, exhortando a los líderes del G20 a invertir en educación, a canalizar debidamente el gasto y – especialmente – a consagrar la asistencia educativa en la legislación.

Entre los signatarios, todos miembros y asesores del Atlantis Group, hay ex ministros de seis continentes con más de 65 años de experiencia en el ejercicio público, especializados en el sistema educativo.

No se puede seguir esperando. Para lograr alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 en el año 2030, la comunidad internacional debe estar preparada para financiar totalmente la educación – o bien, correr el riesgo de fallarle a una nueva generación a escalas sin precedentes.

 

No Comments

Post A Comment